MEPA: Movimiento por una Educación Popular Alternativa, México: La experiencia a compartir del colectivo EDUSA Educación y Salud, A.C.

La experiencia a compartir del colectivo EDUSA Educación y Salud, A.C.

“¡COMO DAR LA PALABRA AL NIÑO(A), o JOVEN! ”
XX ENCUENTRO DE LA RED DE EDUCACION ALTERNATIVA
Querétaro, enero de 2010

"La organización del aula ha de contemplar la participación de los alumnos en la construcción de sus conocimientos. La construcción práctica de ese ambiente educativo se realiza por medio de técnicas que se caracterizan por potenciar el trabajo de clase sobre la base de la libre expresión de los niños en un marco de cooperación." C. Freinet.



¿Cómo dar la palabra al niño(a)?

Introducción:

La mayoría de nosotros(as) tenemos ya años practicando una pedagogía basada en la línea humanista, freinetiana. Hicimos de estas “técnicas de vida al servicio de la liberación de los seres humanos”, nuestra propia forma de vivir. ¿Nos acordaremos de cómo empezamos el proceso? Primero la convicción y las ganas de un cambio y después el descubrimiento de esta “filosofía-pedagogía alternativa”, renovadora, revitalizante para niños y adultos (docentes, padres y cercanos a la escuela)? O, fuimos conociendo y practicando las técnicas y de pronto nos vimos inmersos(as) en una forma de pensar y educar, que seguramente no nos convencía y entonces se inició la búsqueda y la profundización en una pedagogía que muestra una vitalidad no observada en la escuela común. Cada quien tiene su propia historia, lo importante es estar en el lucha por que cada vez más niños y adultos puedan estar formando parte de una comunidad educativa cooperativa, formadora y vital, con compromiso, que se viva como “modelo a seguir” para romper con los esquemas y estructuras represoras, no democráticas, que nos agobian y coartan en el desarrollo como seres humanos.

Seguramente hay otras experiencias que pueden narrarse en este espacio. Para nosotros, ahora que vivimos con unas escuelas el acercamiento, el arranque en otras y la consolidación en las más antiguas, (pero desafortunadamente las menos) de una pedagogía liberadora del espíritu esencial del SER, son apenas los primeros frutos del esfuerzo de muchos años, por extender, socializar, lo que lo que vivímos en la “escuela Freinet de Querétaro” . Queremos compartir la experiencia con la Universidad, la UPN, las escuelas Normales, todas ellas formadoras de maestros. Compartirla también con otras escuelas en las reuniones de zona, en los congresos, en las conferencias, en cualquier lugar en donde participamos.

En nuestro caso, desde que en 1978, abrimos la “escuelita” Freinet en Queretaro (así le decían algunos amigos hasta que la vieron crecer y despedir a las primeras generaciones de secundaria)(escuela experimental para nosotros), convencidos de que es una forma de vida, una forma mejor de SER para todos los miembros de la comunidad, surgió el interés, el esfuerzo por difundir esta escuela alternativa, formadora y liberadora a la vez, entre más y más maestros. ¿ Y por què este interés en difundirla? Por el simple hecho de ver la respuesta de los niños al participar en una escuela que trabaja con un programa integral para su desarrollo: “una escuela viva”. O, ¿ qué significa que varios niños pregunten por qué no pueden venir a la escuela el sábado, o en vacaciones? Fue así que abrimos cada año el curso de verano y los talleres vespertinos. Niños contentos en su trabajo escolar, creando textos, participando en asambleas, haciendo cuentas en la cooperativa, pintando en los talleres, cuestionando y aprendiendo en las clases paseo, o cocinando, niños grandes ayudando a los más pequeños, en un trabajo cooperativo.

Pues ese sueño proyectado al futuro desde entonces, se empezó a hacer realidad hasta 1998 (20 años después) cuando algunas escuelas nos empezaron a pedir apoyo para cambiar sus prácticas, sus modelos pedagógicos.

Antes de eso habíamos trabajado con maestros aislados o atendiendo visitas de las Escuelas Normales, de la UPN de la facultad de Psicología de la UAQ, pero no sabíamos en donde quedaba el efecto, el producto de la visita (los alumnos-maestros en formación siempre se mostraban sorprendidos agradablemente al ver el trabajo de los niños, pero aparentemente ahí quedaba todo).

Un esfuerzo de extensión que implicó un gran trabajo por parte de la comunidad, fue el apoyo a la Escuela Rural Benito Juárez en Huimilpan con todo y el cambio constante de maestros. Y otro, la ayuda para la fundación de la Escuela Tahuilco (Freinet) de Tequisquiapan capacitando a sus maestros e iniciando un intercambio escolar. Ambos proyectos están por ahora interrumpidos.

En ese entonces cuan pocos creíamos que los niños(as) podían expresarse libremente en un texto y hacer sus propios libros? Actualmente da gusto ver cuántos maestros(as) fácilmente, no sólo creen que es posible, sino lo intentan. Es el caso del grupo de maestras que participan ahora con nosotros, por primera vez, en este Encuentro de Educación Alternativa y con gran entusiasmo han ido confiando en la libre expresión de niñas y niños, y registran la vida de la clase (bitácora) hasta convertir el cuaderno en un “Libro de Vida”, motivan a los niños(as) a preparar y exponer sus conferencias, viven sus primeras experiencias con la correspondencia inter escolar. captan en fotos y videos las expresiones de los niños(as) al observar sus trabajos en los murales colectivos, etc. En una de ellas, hemos iniciado el fichero y la Biblioteca de Trabajo, y en otra estamos iniciando ya la Asamblea y el Plan de Trabajo (para nosotros vital por ser la estructura principal para la expresión “DAR LA PALABRA AL NIÑO") Estos maestros tomaron la palabra de sus niños para compartirla en este XX Encuentro y a su vez escucharán y leerán la palabra de todos los participantes en ponencias, mesas de trabajo, talleres y plenaria.

Ahora que estamos trabajando con escuelas completas, iniciando con el interés de la dirección o a veces con maestros de los que tomaron nuestros cursos y que poco a poco inciden en sus escuelas para que la dirección acepte el probar el cambio, el proceso se está dando de manera diferente; ya no somos nosotros tratando de convencer a otros, sino son los directivos, los maestros en búsqueda, creyentes de que hay otras formas, los que se acercan para que les ayudemos a arrancar, formalizar, consolidar un cambio de pedagogía. Y si ahora ya están empezando a observar y disfrutar este cambio de vida, nosotros sabemos que de seguir así, aún no imaginan lo que vendrá. Este proceso va tomando fuerza y vida con la integración de los niños a las decisiones